Tejiendo la metamorfosis de Mila

scan0002Como parte de mi metamorfosis, (en gran medida la maternidad), tengo como necesidad el compartir mis experiencias como madre, profesional de la salud mental y lectora apasionada. Igualmente este espacio tiene cómo imperativo el poder trasmitir los conocimientos almacenados a lo largo de mis años de vida personal y de constante formación, no sólo me refiero a lo intelectual, sino a todas esas experiencias enriquecedoras, trascendentes, de los diferentes roles que me toca vivir, ocupando como prioridad el ser mujer y madre. Y cómo estos han repercutido en mi forma de ver y comprender al ser humano durante las diferentes etapas de su desarrollo, lo cual va más allá de su concepción. Todo aquello que quisiera compartirles, nace de diferentes fuentes y autores (S. Freud, D. Winnicott, A. Bandura, C. Rogers, E. Morin, B. Cyrulnick, I. Filliozat, E. Punset, C. Gueguen, C. Álvarez…), se enriquece de diversas experiencias y contactos humanos; de esta mezcla de culturas que me han tocado vivir, (Mexicanas, española, francesa…) no todo el tiempo fácil de asimilar, sin embargo son ellas las que han dado forma a mi visión personal de ver al ser humano, un ser complejo: de un todo con muchas partes, que no podría, ni quiero disociarlo, pues sería de algún modo, privarlo de la belleza que posee en su complejidad, en su totalidad, en su singularidad.

Es por ello que de manera frecuente les invito a hacer un viaje por ese enigma que nos hace tan apasionantes para las neurociencias, y tiene su génesis un “poco” antes del embarazo. En esas fantasías o representaciones, conscientes o inconscientes, sociales o culturales del rol de cada cual, dentro de la dinámica familiar. Así mismo, dar respuestas juntos a esas cuestiones que como padres o seres humanos nos interrogamos y a menudo influyen en nuestra manera de percibir los acontecimientos diarios, en el cómo nos relacionamos y más tarde en los estilos de crianza que emplearemos con nuestros hijos. Pues si bien es cierto, recuperando un tanto la idea de Boris Cyrulnick, no somos nosotros, es nuestro mal estar, no es lo qué nos ha pasado, sino el cómo lo recordamos y discurso elaborado a partir de este resentir, lo que irrumpe en el disfrute de nuestro rol como entes transformadores y principales modelos de transmisión de valores y de armonía.

Para finalizar y dar paso a este nuevo comienzo, les comparto: cada artículo redactado se apoya igualmente, en los nuevos descubrimientos de la neurociencia, de la psicología, de saberes y metodologías que resurgen del tiempo, siendo éstas una excelente propuesta para abordar la difícil tarea que es educar, acompañar y hacer niños, padres, familias, entornos felices.

 

Publicado por

Mila

Mujer soñadora, Psicóloga forense, pero sobre todo madre de 3 hijos de los cuales he sido màs alumna que maestra...

2 comentarios en “Tejiendo la metamorfosis de Mila”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *